Strict Standards: Declaration of CMSMailer::GetHelp() should be compatible with CMSModule::GetHelp($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/CMSMailer/CMSMailer.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of CMSMailer::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/CMSMailer/CMSMailer.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of FormBuilder::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/FormBuilder/FormBuilder.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of HitCounter::GetHelp() should be compatible with CMSModule::GetHelp($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/HitCounter/HitCounter.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of HitCounter::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/HitCounter/HitCounter.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of MenuManager::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/MenuManager/MenuManager.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of News::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/News/News.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of nuSOAP::GetHelp() should be compatible with CMSModule::GetHelp($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/nuSOAP/nuSOAP.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of nuSOAP::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/nuSOAP/nuSOAP.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of Search::GetAdminDescription() should be compatible with CMSModule::GetAdminDescription($lang = 'en_US') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/Search/Search.module.php on line 0

Strict Standards: Declaration of TinyMCE::WYSIWYGGenerateHeader() should be compatible with CMSModule::WYSIWYGGenerateHeader($htmlresult = '') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/modules/TinyMCE/TinyMCE.module.php on line 0

Strict Standards: Non-static method PageInfoOperations::LoadPageInfoByContentAlias() should not be called statically in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/index.php on line 193

Strict Standards: Non-static method Events::SendEvent() should not be called statically in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/index.php on line 280

Strict Standards: Non-static method Events::ListEventHandlers() should not be called statically in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/lib/classes/class.events.inc.php on line 104
Guía Para Vivir - Aborto espontáneo
Strict Standards: Declaration of Separator::Show() should be compatible with ContentBase::Show($param = '') in /home/bkucenski/Guiaparavivir.com/lib/classes/contenttypes/Separator.inc.php on line 0
 
  Contáctenos
Logo Banner

Imprimir esta página

Aborto espontáneo

Nunca Te Olvidaré: Encontrando Esperanza y Consuelo después de un Aborto Espontáneo o Mortinato

Por: Christian Life Resources

La historia de Sara Venciendo al Dolor

Sara no había estado en ese dormitorio por meses. Ella había mantenido la puerta cerrada como si pudiera encerrar su dolor dentro del dormitorio. Finalmente un día, con mucho cuidado, abrió la puerta y entró de puntillas al dormitorio—su dormitorio, la habitación del bebé. Ella anduvo de puntillas como si realmente hubiera un niño durmiendo allí adentro. Se desplomó en la mecedora y gritó. No debería haber sido así.

Sara recuerda este periodo de su vida, los meses después de su aborto espontáneo, como un periodo de coraje y soledad. Ella necesitaba darse la oportunidad de llorar abiertamente por su niño muerto. El hecho de haberse forzado a entrar a la habitación del bebé fue una manera para enfrentar sus sentimientos. Mujer


“Estaba furiosa porque no debería haber sido así”, dijo Sara, “pero luego alguien me dijo que realmente nadie sabe como deben de ser las cosas. Aunque no las podemos comprender, podemos confiar en que Dios nos ayudará con todos nuestros problemas”.

Romanos 8:28 – “Y sabemos que para os que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.”

La historia de Anne La Memoria de Stephen

¡Anne nos cuenta su historia sobre el mortinato devastador que sucedió hace cerca de 40 años!

Su hijo Stephen murió adentro del útero y Anne cargó el cuerpo sin vida durante dos semanas esperando que empezaran las contracciones. El doctor decidió que sería mejor que ella no viera, tocara, o abrazara a su hijo cuando él nació. Por eso, Anne nunca tuvo la oportunidad de saludar o despedirse de su hijo.

“La mayoría de las personas nos animan y dicen que debemos olvidar el pasado. Yo les digo que el bebé no sigue siendo un bebé en nuestros pensamientos. Después de un año veremos otros niños que tienen un año y diremos, ‘Mi hijo tendría un año ahora’...y más tarde cuando tuviera 16 años  pensaremos, ‘Mi hijo hubiera tenido dieciséis años hoy”’.

“No, nunca se olvida. Dios nos ha dado la memoria de nuestro hijo y la promesa de consuelo”.

Jeremías 29:11- “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros” – declara el Señor – “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.”

La historia de John  Los hombres también sufren

Ella había compartido un torbellino de emociones encontradas sobre su esterilidad.  Él le sostuvo la mano cada vez que juntos esperaban ver los resultados para ver si estaba embarazada.  Él también lloró de alegría cuando la prueba de embarazo resultó positiva.

Pocas semanas después cuando ocurrió el aborto espontáneo, ni John ni Sue sabían como reaccionar ni comportarse.  Cada uno de ellos sufría a su manera por la pérdida de su hijo.  “Mi esposa era reservada y no quería hablar conmigo.  Supongo que era la manera de manifestar lo que sentía por la pérdida de nuestro hijo.  Yo también me sentía solo y lloraba por nuestro hijo.  Nadie nunca me preguntó a mí como me sentía.

Los hombres también sufren.  Se supone que los hombres deben de ser fuertes. En el fondo de su dolor ellos sienten el dolor de no conocer a su hijo, al igual que las madres, ya que sus cuerpos no experimentaron el milagro de llevar adentro a una criatura.

Sue y John tuvieron que llorar por su hijo, cada uno a su manera.  Con la ayuda de Dios, ellos tenían que enfocarse en las emociones del otro para fortalecer su matrimonio y para poder superar juntos esta gran pena.

2 Corintios 1:3-4 – “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, Él cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.

La historiade Rebecca En Mejores Manos

La tarde era hermosa y agradable, Rebecca y su esposo iban camino al hospital para hacerse un ultrasonido de rutina.  Ellos iban platicando sobre la decoración de la habitación del bebé y sobre como iban a llamar a su bebé.  El embarazo había progresado bien.  No estaban preparados para lo que el técnico de ultrasonido les habría de decir…no se escuchaba el latido del corazón.  Su bebé estaba muerto.

“Puedo decir honestamente que no me olvidaré de este niño.  Sin embargo, con el tiempo y mucha oración, me he imaginado dejando esta pena en manos de Dios.”

“Mis amigos me dieron tarjetas y regalos de condolencias que incluyeron un prendedor que semejaba unos pies pequeños como los de mi bebé.  El regalo más precioso que recibí, sin embargo, fue una imagen de Jesús sosteniendo un bebé en brazos.  Estas manos son las mismas que tienen el control de la vida, nacida y no nacida.  Me siento mejor porque yo sé que todo está bajo Su control”.

Isaías 49:15-16 – “¿Puede una mujer olvidar a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas?  Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidaré.  He aquí, en las palmas de mis manos, te he grabado; tus muros están constantemente delante de mí.”

Nunca te olvidaré, mi niño hermoso.  Hace pocas semanas vivías adentro de mí.  Yo no era más que una simple mujer.  Yo sentía la alegría de la maternidad.  Había tenido el milagro de vida en mi seno.  No te olvidaré y tengo la seguridad de que tampoco Dios te olvidará, mi bebé.

Nadie olvida un aborto espontáneo.  ¡Pregunta a los hombres y mujeres que han sufrido un aborto espontáneo!  Te hablarán sobre un camino de esperanza que solamente se puede lograr por medio de la ayuda del Creador.  Es reconciliador oír sus testimonios de fe y consuelo.

El dolor por la pérdida de un hijo debido a un aborto espontáneo o mortinato es real pero hay un camino por el dolor.

Si necesitas más información o deseas hablar con alguien, ponte en contacto con la oficina de CLR.  Estamos aquí para ayudarte.

Christian Life Resources
Dirección:
2949 North Mayfair Road, Suite 309
Milwaukee, WI, 53222-4304
Número de Teléfono: 414-774-1331 o 1-800-729-9535
Correo Electrónico: info@ChristianLifeResources.com
Sitio Web: www.ChristianLifeResources.com

Página anterior: Efectos del aborto en mujeres
Página siguiente: ¿Por qué Yo?

© Copyright 2006-2013, Christian Life Resources